Los sueños

guangopolo-1983-rz

             Ser testigo de hechos que parecen irreales es un privilegio que no tiene precio, siempre es gratuito y son oportunidades para aprender.

            Cada creación humana que vemos a lo largo de nuestras vidas ha sido el resultado de los sueños en la mente de alguna persona.  Sueños que a fuerza de persistencia, conocimientos, años de trabajo duro y algunos fracasos en el intento, van convirtiéndose en realidad.  Sin importar su complejidad, es una verdad que probablemente no tiene excepciones.

             Pocos entienden esa verdad.  La impetuosidad, el apuro por alcanzar logros y éxitos en el corto plazo, el desprecio frecuente por los conocimientos y la experiencia disponible y un mal entendido concepto de competitividad, son causas frecuentes de fracasos y frustraciones.

              Los sueños que no se persiguen, que no trabajan, que no se luchan terminan por ahogarnos en las profundas y turbias aguas de nuestra propia desdicha.

—– Feb/2017 —–

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: