Caminante… ¿hay camino?

«Caminante, son tus huellas el camino y nada más; caminante… se hace camino al andar« lo afirmó alguna vez Antonio Machado, el poeta.

Caminamos desde muy temprana edad, empezamos inseguros y dando tumbos; y tal parece que ese es el destino; caminar sin certezas ni seguridades. El poeta afirmaba que al mirar hacia atrás se podía ver la senda recorrida, trazada por las propias huellas; aquella que nunca se volvería a pisar.

Sin embargo, es inservible mirar la senda recorrida e intentar constatar la firmeza de las propias huellas. El camino no puede ser desandado ni la huellas recogidas Afortunados aquellos que al mirar hacia atrás solo ven un horizonte lejano, sin sendas ni huellas, que va marcando los espacios transitados. Han caminado sin añoranzas ni remordimientos dejando atrás un pasado que rindió sus frutos y que nunca volverá

Camina caminante, vive… no importa si al mirar atrás no se vean sendas ni huellas marcadas. Camina caminante, el camino es hacia el futuro a pesar de los obstáculos y aunque no se ven las sendas ni importe mucho si las huellas quedarán marcadas.

Vivir no es más que caminar por la única senda disponible: la vida, corta o larga y siempre incierta. Un caminar sin opciones de retroceso ni de corrección. Un camino en el que cada paso va marcando el siguiente. Lamentablemente también, un tránsito en el que muchas personas caminan de espaldas mirando siempre el pasado, presumiendo de viejas glorias o pírricos éxitos y masticando arrepentimientos. Repitiendo aquella perniciosa mentira de que todo tiempo pasado fue mejor, sin darse cuenta que siempre son pasos perdidos cuando se camina de espaldas al futuro.

Caminante… ¿hay camino? Sí, y se lo hace al andar, siempre hacia adelante. El camino está marcado por los objetivos, los sueños, las ilusiones, los propósitos de enmienda, el crecimiento personal. Hacia atrás y sin remordimientos, solo recuerdos que poco ayudan, vivencias que fueron marcando el curso de la vida y lecciones aprendidas.

Camina caminante y olvida la falacia de creer que todo tiempo pasado fue mejor. Los mejores tiempos —y los peores también— son siempre los que están por venir; los unos para disfrutarlos y los otros para permitirnos aprender, enmendar o crecer.

Caminante… ¿hay camino? Sí y muchos; la vida es inmensamente generosa con aquellos que se arriesgan con bondad y empeño.


————
Septiembre/2021 (391 palabras)

9 Responses to Caminante… ¿hay camino?

  1. Cristianne dice:

    Eso me gustó Fer: «Si hay camino y la vida es inmensamente generosa con aquellos que se arriesgan con bondad y empeño.»

    Me gusta

  2. Buen análisis querido Fernando. No todo tiempo pasado fue mejor, ni lo mejor está por venir. Lo único y real es este momento , siempre el momento presente, el instante rey, no el momento siguiente, pues este ya vendrá.

    Le gusta a 1 persona

  3. Jaquelin Cordovez dice:

    Muy buen análisis. La pura verdad .
    Felicitaciones Fernando

    Le gusta a 1 persona

  4. Arsenio Proaño dice:

    Me gusto mucho Fernando! Felicitaciones! Destaco tu párrafo final «Caminante… ¿hay camino? Sí y muchos; la vida es inmensamente generosa con aquellos que se arriesgan con bondad y empeño.»

    Le gusta a 1 persona

Responder al comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: