El machismo tiene su precio

El machismo tiene su precio…
Cualquier parecido con la realidad es intencional…

La reja que impide la huida, aun cuando no la vemos…
La soga al cuello…
Los cachitos…
La mirada atenta, serio, guapo, bien plantado…

Pensativo e indefenso está condenado a permanecer donde lo pongan, aunque no tenga conciencia de sus ataduras ni de sus desdichas. Interesante precio que cobra el machismo.

Pensemos en aquellas maneras sutiles y muy eficientes de perder la libertad. Profundizar más en esta reflexión sería meterme en terrenos tan escabrosos como profundos. Reflexión dedicada para mis congéneres, los hombres, que se disgustarán. Las féminas –me imagino– esbozarán alguna sonrisa… por el momento. Pero no olviden que toda moneda tiene dos caras.

2 Responses to El machismo tiene su precio

  1. Maja dice:

    A que te refieres ….. los cuernos????? ojoooooooooooo
    beso Maja

    Me gusta

    • Fer Tobar C. dice:

      Sí, a los cuernos. Poner los cuernos. Poner cachos. Son expresiones equivalentes a las infidelidades entre parejas, especialmente cuando hay travesuras sexuales. Debo reconocer que desconozco el origen de tan curiosa expresión.
      Gracias por tus comentarios.
      Un abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: