Máscaras

         Las personas son mucho más de lo que a simple vista se ve o se dejan ver.  Las personas son lo que se esconde detrás de la máscara que usan según la ocasión.

         El humano desnudo de apariencias no existe.  La única desnudez real que existe es aquella que aparece cuando los ropajes se quitan.  El alma siempre se oculta detrás de alguna máscara.

        El humano es un ser social.  Nace, vive, se desarrolla, produce y termina su ciclo vital inmerso en una enmarañada red de interacciones con el mundo que le rodea.  La persona adopta a lo largo de su vida roles distintos y los alterna según lo que impongan las necesidades o circunstancias.  Hijo, hermano, amigo, alumno, padre, abuelo, esposo, amante, jefe, subalterno, consejero, líder, profesional de cualquier clase y un sinnúmero más de roles deben ser interpretados a lo largo de la vida.

        Cada rol y cada momento demandan una máscara específica, que va acompañada de la actitud y del modo que corresponda.  Es instintivo, es automático, y cada cual sabe la máscara que debe usar según la ocasión.

       No hay falsedad en esa dinámica.  Es parte –si la expresión cabe– del diseño humano.  El desarrollo de la civilización ha dependido de ese diseño y seguirá del mismo modo.  No es posible intentar ser padre, con la máscara y la actitud de hijo; no es posible ejercer la medicina con la máscara y actitud del ingeniero, y así muchos ejemplos.

       Sin embargo, se cometen graves errores cuando se intenta actuar según el rol que cada situación impone, sin la capacidad requerida.  Cada rol demanda conocimientos, habilidades específicas y experiencias que van adquiriéndose y desarrollándose a lo largo de la vida.  No todos tendrán ni podrán desarrollar todas las capacidades requeridas para la infinidad de roles existentes.  El reconocimiento de las propias habilidades y limitaciones es fundamental para evitar errores; la especialización resulta de ese reconocimiento.

       Engaño existe cuando se usan máscaras y se actúa con una intensión diferente a la mostrada por esas máscaras.  El político que se presenta con la máscara de benefactor, cuando en realidad busca propio beneficio o enriquecimiento, es un ejemplo válido.  La máscara sin la actitud correspondiente es una pose; una imagen falsa.  Es una especie de pequeña y triste obra de teatro que se interpreta según la ocasión, frente a un público que sabe que se trata de una simple y mala actuación.

       Las máscaras tienen poca importancia frente a la actitud adecuada en cada momento y circunstancia de la vida.

——————-
Agosto/2018
422 palabras

12 Responses to Máscaras

  1. Cristianne Villalba dice:

    Vivimos desempeñando papeles!
    Lo importante es por momentitos recordar quien somos verdaderamente cuando no hay papel!!
    Sólo ser
    Sólo estar

    Le gusta a 1 persona

    • Fer Tobar C. dice:

      Gracias Cris.
      Me gusta tu comentario. Destaca la necesidad de ser auténticos en todo momento.
      Un abrazo.

      Me gusta

  2. Super Articulo Fernando. Nuestro objetivo de vida es encontrar el para que estamos aquí, somos únicos y cada uno tenemos un legado que aportar. En la medida que sigamos buscando afuera el éxito o el reconocimiento, más nos alejamos del camino que nos llevará a encontrar nuestra verdadera misión. Ese alejamiento nos causa miedo y el miedo nos lleva a usas máscaras.

    Le gusta a 1 persona

    • Fer Tobar C. dice:

      Gracias Susana por tu lectura, tu tiempo y el comentario preciso y oportuno.
      Por favor, acepta mi disculpa en responderte.
      Un abrazo.

      Me gusta

  3. Muy chevere y real lo que has escrito! Siempre tratando de enseñar nuestro mejor lado. La interacción social debe ser una de las principales razones, el ser juzgado o criticado por algo en particular automáticamente causa una reacción de esconder, olvidar o evitar ese hecho especifico. Me pregunto cuando usamos nuestra primera mascara? y cuando usaremos la ultima?.

    Le gusta a 1 persona

    • Fer Tobar C. dice:

      Gracias Richi.
      Muy apropiado y oportuno tu comentario.
      Me siento halagado de saber que lees los contenidos de este blog.
      Un abrazo.

      Me gusta

  4. Rafael Ruales dice:

    Algunos se colocan la máscara de amigo…

    Le gusta a 1 persona

  5. Marco Pontón dice:

    Una muy acertada reflexión, los humanos en su edad adulta, actúan y se desenvuelven con infinidad de caras, los humanos en su niñez son auténticos, pero los adultos nos empeñamos en adiestrarlos. Felicitaciones Fernando excelente articulo, saludos.

    Le gusta a 1 persona

    • Fer Tobar C. dice:

      Muchas gracias Marco.
      Muy acertado y oportuno tu comentario.
      Un abrazo.

      Me gusta

  6. Ivan Crespo dice:

    Muy bien descrita la vida del ser humano. Felicitaciobes y gracias nuevamente Fernando por poner una luz de guia en nuestras vidas. Saludos

    Le gusta a 1 persona

    • Fer Tobar C. dice:

      Muchas gracias Ivan.
      Halaga siempre saber que los buenos amigos se interesan por lo que escribo.
      Un abrazo.

      Me gusta

  7. […] Máscaras […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: