Algo sobre las penas

13 mayo, 2018

Las penas son consustanciales a la naturaleza humana.  Son excelentes maestras: enseñan duro pero bien.  Sin embargo, ¿vale la pena “rumiarlas” la vida entera?
Una reflexión sobre mis penas a la edad que tengo.

Aquí su lectura:
¿Que si tengo penas?
https://fertobar.wordpress.com/que-si-tengo-penas/


Señora belicosa

4 febrero, 2018

Mis últimas publicaciones han sido algo serias y no exentas de tristeza y drama. Hoy intento cambiar un poco con una anécdota personal, liberada de la seriedad.
Recoge una vivencia muy personal, pero con un trasfondo humano que rebasa lo íntimo.

Cuando una señora me arreó a patadas.
Aquí su lectura:
https://fertobar.wordpress.com/a-patadas/


Las cenizas de nuestros seres queridos

18 enero, 2018

A la memoria de mi padre de cuyo fallecimiento se cumplen 15 años. Una reflexión muy personal sobre un tema que muchos confrontan en la actualidad: las cenizas de nuestros seres querdos.
Aquí su lectura:
https://fertobar.wordpress.com/acerca-de/cenizas-padre/


Estrenando tercera edad

13 mayo, 2017

En esta misma fecha en la que estreno tercera edad, les invito a leer “A mis 65…”
https://fertobar.wordpress.com/amis65/

Gracias por la paciencia y el tiempo que le dedican a la lectura de mis escritos.


¿Desenchufarse?

9 abril, 2017

Les invito a leer y reflexionar sobre “Los desenchufados”:
https://fertobar.wordpress.com/desenchufados/
Gracias siempre por sus lecturas.


Gracias Jack…!!

5 diciembre, 2010

Mi gran amigo y compañero Jack, a propósito de mi nota “Acerca de”,  ha escrito un comentario muy generoso que merece algo más que un simple gracias.

Empiezo diciendo a mi querido y entrañable amigo Jack, un sincero y profundo gracias. Pero no solamente gracias por su comentario y por el tiempo que dedicó a leer algo aquí y escribir unas palabras. Mi agradecimiento y gratitud va mucho más allá de eso y quisiera que me alcance para agradecerle por más de 50 años de su amistad incondicional, por su confianza, por su solidaridad, por su generosidad, por su comprobada calidad personal y profesional.

Cierro esta corta nota afirmando que me siento profundamente honrado con su amistad y de formar parte de su grupo de amigos.


A %d blogueros les gusta esto: